Colección de sensaciones

Nada más llegar, cuando el encanto de aquel collar la hizo parar, supo que había escogido el camino correcto. Tuvo esa corazonada. Y desde entonces los días estaban siendo intensos, llenos de buenos momentos. Ya no quedaba nada de ese miedo que la asaltaba y paralizaba cuando estaba lejos, miedo a que no fuese recuperable lo que tanto deseaba: volver junto a él.

Soñó las pinceladas de sol en el mar, la claridad de pensamientos , el bienestar… el brillo del momento . Dormía plácidamente, nada la incomodaba, transmitía una agradable sensación de tranquilidad y armonía .