Cualquier estilo acepta perlas como compañía y la originalidad al combinarlas consigue resultados simpáticos a la par que chics.