El sol nos ha permitido salir a la terraza con el café y los ¡tres tomos! de antiguas revistas encuadernadas que huelen a actualidad cuando las abres. Sabemos que los 30 no fueron años de despilfarro pero aún así la moda que nace entonces es cautivadora y perdurable porque ¿verdad que esas *mangas farol* están por casi todos los escaparates este año? y también los anchos cinturones con faldas, capelinas y volantes, ondas en el pelo… ¿Verdaderamente la moda pasa? NO, la moda descansa para luego “volver volver volver…” y cuando vuelve avanza, abraza cambios pero sin dejar de ser la que fue y admite que cada cual , a su manera, ensalce su encanto porque así ” Puedes ser preciosa a los treinta, encantadora a los cuarenta e irresistible el resto de tu vida” como dice Cocó Chanel .

Hoy mis collares han viajado en el tiempo buscando hueco en los años 30. Ha sido divertido.

m.mg de cinta fucsia y ágata lila: sienta igual de bien a esta deportista de hace 80 años.