El color es un apetecible estilo de pensamiento que se exterioriza y atrae, que se refleja también en las obras haciendo posible responder con éxito a desencantos y desafíos. Y no se pierde con la edad.

Alguien dijo que la vida tiene su lado sombrío y su lado brillante, y que de cada uno depende elegir el que más nos guste…

Abusemos del motivador color, de la elegancia interior que hace más bonita la exterior.

Apetece mucho color ¿lo tienes?