El color es un apetecible estilo de pensamiento que se exterioriza y atrae, que se refleja también en las obras haciendo posible responder con éxito a desencantos y desafíos. Y no se pierde con la edad.

Alguien dijo que la vida tiene su lado sombrío y su lado brillante, y que de cada uno depende elegir el que más nos guste…

Abusemos del motivador color,  de ese color que te despierta, que te hace mirar las cosas con interés, el color que no deja que la vida pase sin disfrutar, que te lleva a invertir en ti y en los que verdaderamente importan y te necesitan. El divertido color. El irresistible color. Ese color que es elegancia interior que hace más bonita la exterior.

Apetece mucho color ¿lo tienes? Si de algo tenemos que contagiarnos… que sea de color.